Un Halloween diferente

√Črase una vez, hace much√≠simo tiempo, casi todos los monstruos eran criaturas muy simp√°ticas y les gustaba mucho comer dulces, eran juguetones, peludos y siempre estaban alegres en su mundo de monstruos. Con los ni√Īos hac√≠an juegos, se divert√≠an y les contaban historias en las noches. Pero en uno de esos d√≠as, hubo una gran discusi√≥n entre ellos a causa de un dulce, uno de los monstruos se enfureci√≥ tanto que sus estruendosos gritos hubieran podido asustar a la persona m√°s valiente. En ese momento, entre todos los que sufrieron un gran susto, las letras m√°s miedosas, que eran la L la T y la D, tuvieron que salir corriendo de all√≠.

Los gritos no dejaban de resonar, esto provoc√≥ que las dem√°s letras que quedaban tambi√©n tuvieran que escapar de ese lugar, hab√≠a tantos gritos que las palabras que pronunciaban los monstruos eran cada vez m√°s dif√≠ciles de entender. La G y la R eran unas de las letras m√°s valientes y unas de las pocas letras que quedaron, y por esta raz√≥n no hab√≠a mas letras que permitieran a los monstruos decir algo diferente que no fuera ¬°¬°GRRRR!!, ¬°¬°ARRRRRG!!, ¬°¬°BUUUUU!!. Ahora suced√≠a que cada vez que un monstruo iba a visitar a alg√ļn ni√Īo de los que eran sus amigos, terminaba provoc√°ndole un gran susto, y la gente comenz√≥ a creer que los monstruos eran horribles criaturas que solo quer√≠an asustar y comerse a los ni√Īos.

D√≠as despu√©s, una ni√Īa iba caminando por el mundo de los monstruos buscando su pelota cuando de repente, bajo unas hojas, encontr√≥ a todas las letras asustadas que decidieron esconderse all√≠. La ni√Īa pens√≥ que ser√≠a una gran idea llevarlas a su casa para encargarse de cuidarlas y as√≠ lo hizo.

Esta ni√Īa era muy especial porque ella a√ļn ten√≠a como amigo a un monstruo, un monstruo que era muy inteligente y agradable, que cuando sinti√≥ que no todas las cosas le sal√≠an muy bien, para no causarle miedo a nadie, hizo creer a los dem√°s que era mudo y se comunicaba con ella usando gestos.

Esa misma noche, el monstruo, fue a visitar a su amiga y cuando se dio cuenta de que ella hab√≠a encontrado las letras y estaban all√≠, se alegr√≥ tanto que le pidi√≥ a la ni√Īa que se las diera para poder hablar. La ni√Īa lo hizo y en ese momento, escuch√≥ la melodiosa voz del monstruo por primera vez desde que eran amigos.

Luego de eso hicieron un plan, en el que juntos ayudarían a los otros monstruos a recuperar su voz y que nuevamente pudieran pronunciar palabras que no asustaran a los demás. Cuando al fin lograron hacerlo, todos los monstruos les regalaron los dulces más deliciosos que tenían, como agradecimiento por haberlos ayudado a poder hablar nuevamente, y después de esto, fueron a la casa del monstruo que al inicio había causado la gran discusión que provocó ese desastre.

El monstruo, al ver las letras dio un enorme salto de alegr√≠a, a pesar de ser un monstruo ya muy anciano. En ese momento, con mucho cari√Īo, us√≥ a las letras que necesitaba para escribir la palabra ‚ÄúPERD√ďN‚ÄĚ. Quiz√° era lo que el anciano monstruo estaba esperando desde hace mucho tiempo, porque despu√©s de hacer esto, invit√≥ a todos los monstruos a su casa. Al entrar, todos se sorprendieron al ver que tenia todo listo para dar una fiesta enorme. La casa estaba decorada con muchos colores, era una fiesta muy especial en la que hab√≠a muchos monstruos, dulces deliciosos y caramelos, esto parec√≠a una fiesta de Halloween como las que celebramos nosotros hoy en d√≠a.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.