Robín Hood

Érase una vez un valiente joven que habitaba en el bosque de Sherwood, llamado Robín Hood y su fiel compañero Juan. En una de esas que acostumbraba escucho las trompetas de cortejo real, las cuales tenían como motivo la llegada del príncipe Juan que regresaba de su jornada de cobranza de impuestos, este príncipe era famoso por su desmedida avaricia y por ser un rey malvado en Inglaterra, su fama era bien ganada, ya que era implacable con los impuestos principalmente con los pobres de las aldeas más humildes.

Robín Hood y Juan, se colocaron unos disfraces de gitanas, con los cuales procedieron a detener el carruaje oficial del rey con la supuesta finalidad de leerle la mano al príncipe de gratis, el concejero del príncipe no estaba de acuerdo pero, el príncipe lo quiso. Así pudieron engañar a los guardias y pudieron sustraer gran parte del oro recaudado por el príncipe y lo repartieron a los pobres de la región de forma equitativa.

Robín Hood y Juan estaban descontentos con la aptitud del príncipe, pues cobraban elevados impuestos a los pobres que casi no podían pagar y que incluso se quedaban sin su sustento para poder llenar las arcas del avaro príncipe, muchos tenían que ser muy cuidadosos y esconder algún dinero o pequeñas cantidades de alimentos, para poder sobrevivir a los impuestos, pues el que no pagaba era metido en presión, y cuando lo pagaban quedaban sin nada para su sustento. Robín era bien conocido por su astucia y por su habilidad con el arco y por eso gano reputación, y constantemente tendía emboscadas a los carruajes oficiales, y era muy temido por la guardia real.

Enojado el príncipe quiso tenderle una trampa el príncipe organizo un concurso con el arco, cuyo premio sería entregado por Lady Mariam, donde Robín no aguanto la tentación y se presentó disfrazado, de esa forma participo sin ser identificado y le gano el reto al Sheriff, una vez declarado ganador dejo saber su verdadera identidad para burlarse del príncipe. Y escapo audazmente. En el concurso conoció una hermosa doncella llamada Lady Mariam y se la rapto con su consentimiento a la fina dama.

En venganza el príncipe Juan, dio orden de captura contra todo los amigos de Robín, quienes serían ejecutados por alta traición el día siguiente por la mañana. El príncipe sabía que Robín Hood no dejaría de intentar salvar a sus amigos, pero tomando esas previsiones le prepararía una emboscada para deshacerse de el de una vez por todas, pero ya Robín estaba al tanto de la trampa, por eso elaborando un astuto plan penetraron la fortaleza sin ser vistos, cuando estaban a punto de ejecutar a sus amigos en la orca entro en acción, cortando las sogas con una flecha y con la ayuda de Juan libero a sus amigos, quienes se abrieron paso luchando contra los guardias, venciéndolos, y liberando a otros prisioneros que se unieron a Robín Hood en la lucha contra las injusticias del príncipe Juan. En el escape nuestro héroe se vio rodeado por muchos guardias, pero logro con mucha habilidad saltar por un agujero, reunirse más tarde con sus aliados.

Más tarde el Rey Ricardo regreso y la persecución contra Robín Hood finalizo, y sus amigos quedaron libres de todo cargo, los concejeros Hiss y el Sheriff Nottingham fueron encarcelados por sus abusos continuados contra la humilde población de Inglaterra.

Una vez todo en orden Robin tomo por esposa a Lady Mariam y se casaron en una bella fiesta, su leal amigo Juan no quería abandonarlo y se mudó cerca de ellos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.