Aladino y la lampara mágica

Érase una vez en una tierra en el este, que vivía un pobre pero muy buen chico llamado Aladino, al vivir junto a su madre Aladino realizaba trabajos duros viajando largas distancias para poder ganarse la vida, un día él iba a recolectar plátanos en un sitio lejano para poder venderlos en el mercado, de pronto se encontró con un hombre vestido con barba y una oscura mirada, el hombre hablo mostrándole oro en sus manos, le dijo que era un viejo amigo de su padre y que si quería ganarse una moneda de oro, Aladino asombrado y viendo la oportunidad dijo que si.

El hombre le pidió a Aladino bajar por un agujero debajo de una piedra que estaba a lo lejos y le pidió que siguiera sus indicaciones, Aladino pensó que era una tarea muy fácil y juntos empujaron la piedra donde se mostró el agujero, en el interior encontró unas escaleras muy estrechas y bajo por ellas, al llegar a la parte inferior vio que la cueva se iluminaba con una vieja lámpara, no podía ver lo que veía dentro de la cueva habían piedras preciosas, oro y muchísimos tesoros, aun asombrado Aladino se asustó al escuchar una voz que venía desde arriba, era el hombre con barba preguntándole si había visto la lámpara, el hombre con barba solo mostraba interés por la lámpara.

Aladino sorprendido por todos los tesoros que se encontraban allí, no podía creer que el hombre solo mostraba interés por esa vieja lámpara sin valor, ahora Aladino estaba temeroso, tomo la lámpara y empezó a subir por las escaleras, pero inmediatamente el hombre empezó a guitarle, pidiéndole que le entregara la lampa, Aladino no podía entender el comportamiento del hombre, y le dijo que primero lo ayudara a salir, el hombre viendo que Aladino no le entrego la lámpara empujo la piedra que cerraba el agujero en ese momento un anillo del hombre cayo por el agujero, Aladino vio el anillo rodando por las escaleras y lo recogió, colocándoselo en el dedo repentinamente empezaron unas luces a parpadear y una nube rosa apareció de la nada, y por dentro de la nube apareció un gigante, temeroso Aladino miro al gigante, y el gigante con voz grave dijo que le podía conceder 3 deseos

Aladino un poco asustado le pidió el primer deseo al gigante, pidiéndole que lo llevara a su casa, inmediatamente el gigante cumplió su deseo y desapareció, la madre de Aladino quedo asombra al ver que Aladino apareció de la nada, Aladino viendo la reacción de su madre le conto todo mostrándole la lámpara que llevaba con él, en ese momento froto la lámpara y un humo salió de ella, al ver con claridad se dieron cuenta de la existencia de un genio el cual dijo que le cumpliría todos los deseos que el quisiera.

Aladino y su mamá vivieron muchos tiempos de abundancia gracias al genio de la lámpara, pasaron varios años y un día paseando por el mercado Aladino vio a la princesa Jazmín hija del sultán de esas tierras, Aladino se enamoró de la princesa con solo verla, regreso a su casa y le conto todo a su mamá.

La mamá de Aladino viendo la reacción de su hijo, tomo la lámpara y le pidió un deseo al genio, pidiéndole que le diera un cofre con oro para obsequiárselo al sultán, el genio inmediatamente cumplió su deseo y la madre se dirigió al palacio con el cofre lleno de oro, al llegar al palacio la dejaron entrar ya que llevaba un obsequio para el sultán, el sultán la recibió y le pregunto que deseaba ya que le estaba obsequiando oro, ella le dijo que su hijo Aladino estaba enamorado de la princesa, rápidamente el sultán quiso comprobar las riquezas de Aladino, le pidió a la madre que le dijera a Aladino que construyera un palacio al lado del palacio del sultán, la madre de Aladino se fue y le conto lo suceduido a Aladino, Aladino sin pensarlo le pidió el deseo al genio y el genio con solo aplaudir 3 veces el nuevo palacio apareció, el sultán viendo de lo que era capaz Aladino decidió casar a su hija con Aladino, la celebración de la boda duro 3 días, después de eso Aladino vivió con la princesa Jazmín en el nuevo palacio, un día Aladino salió a pasear por el mercado dejando a la princesa en el palacio, un vendedor de lámparas se acercó al palacio y jazmín lo escucho, tomo la lámpara vieja de Aladino y la cambio por una más nueva la quiso darle una buena sorpresa a Aladino cuando regresara, el vendedor resulto ser el hombre con barba que había encerrado a Aladino en la cueva,

Froto la lámpara y le pidió un deseo al genio, pidiéndole que colocara el palacio muy lejos de donde estaban junto con el y la princesa

Aladino al regresar vio que el palacio no estaba, corrió a su antigua casa y busco el añillo, se lo coloco y volvió aparecer el gigante del anillo, solo te quedan dos deseos dijo el gigante, Aladino le pidió que lo llevara con Jazmín

El gigante cumplió su deseo y Aladino apareció donde estaba el palacio vio que jazmín estaba sirviéndole al hombre con barba, llamo al gigante y le pidió su último deseo.

–Deseo que el hombre con barba entre en un sueño muy profundo—Dijo Aladino

El hombre con barba quedo dormido y Aladino corrió y agarro la lámpara la froto y le pidió un deseo al genio, pidiéndole que se llevara al hombre con barba muy lejos y que más nunca pudiera regresar y el genio cumplió su deseo

Aladino le pidió al genio que devolviera el palacio a su lugar, luego Aladino le conto todo a la princesa lo que había ocurrido desde el principio, la princesa sorprendida entendió todo y aun así seguía amando a Aladinoy en el palacio vivieron felices para siempre.

Fin

Aladino y la lampara mágica
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.