Pinocho

Pinocho era una alegre marioneta de madera que viv√≠a con su padre. Su padre era un carpintero que hac√≠a obras maravillosas y de todo tipo. Un d√≠a decidi√≥ hacer una marioneta de madera, puso tanto empe√Īo y amor en fabricarla que esta tom√≥ vida y le puso por nombre, Pinocho.

Jugar, leer, aprender, eran algunas de las cosas que le gustaba hacer a Pinocho, pero había un problema, a Pinocho a veces le gustaba mentir.

Su padre le hab√≠a estado ense√Īando que mentir no estaba bien, pero por alguna raz√≥n a Pinocho no le parec√≠a mal mentir, de hecho, pensaba que era una buena forma de resolver las cosas y es que, muchas veces, mentir lo hab√≠a librado de tener algunos problemas. Un d√≠a rompi√≥ uno de los relojes que su padre hab√≠a estado fabricando y cuando pregunt√≥ que hab√≠a sucedido, bast√≥ con echarle la culpa al perro para evitar un rega√Īo. ¬ŅQui√©n tomo las herramientas de carpinter√≠a para jugar? Habiendo sido Pinocho, dijo que hab√≠a visto a los hijos del vecino entrar al taller y hacerlo, y as√≠ Pinocho ment√≠a con tanta regularidad que se hab√≠a vuelto una costumbre.

Un día, pinocho estaba jugando con algunas pinturas que tenía su padre cuando accidentalmente volteó uno de los recipientes de pintura sobre un estante que estaba haciendo su padre. Pero sin darse cuenta un poco de la pintura cayó en su mano. En la noche su padre le preguntó si sabía lo que le había sucedido al estante.

‚ÄĒDebi√≥ haber sido el gato que tropez√≥ con la pintura y la derram√≥ sobre el estante‚ÄĒ dijo pinocho

Pero su padre vio la mancha que había caído sobre la mano de Pinocho, se dio cuenta de que Pinocho le mentía.

‚ÄĒMentir no es bueno, hijo m√≠o ‚ÄĒ le dijo su padre en ese momento ‚ÄĒ es mejor asumir nuestras responsabilidades.

Esa noche el padre de Pinocho antes de dormir pens√≥ ‚ÄĒMe gustar√≠a que sucediera algo que ense√Īara a Pinocho que las mentiras no son buenas‚ÄĒ Extra√Īamente aquella noche algo pas√≥, algo que le dar√≠a a Pinocho una lecci√≥n.

Al d√≠a siguiente, Pinocho estaba jugando en el taller, cuando de repente tropez√≥ y cay√≥ sobre una peque√Īa caja musical en la que el carpintero llevaba varios d√≠as trabajando.

‚ÄĒAhora a qui√©n debo echarle la culpa para salir de esto‚ÄĒ pens√≥ Pinocho qu√© m√°s da, le echar√© la culpa al gato nuevamente.

Su padre entr√≥ al taller y vio la caja musical destruida ‚ÄĒ¬ŅQu√© sucedi√≥? ¬ŅQui√©n hizo esto? ¬≠‚ÄĒ pregunt√≥ el carpintero. ‚ÄĒFue el gato, pap√° ‚ÄĒ dijo Pinocho.

Pero al decir estas palabras la nariz de Pinocho comenz√≥ a hacer algo extra√Īo, creci√≥.

El padre de Pinocho, sorprendido, record√≥ su deseo de la noche anterior y pens√≥ que quiz√° tenia algo que ver ‚ÄĒ Es el momento perfecto para que aprenda su lecci√≥n ‚ÄĒ se dijo a s√≠ mismo ‚ÄĒ ¬ŅQu√© le sucede a tu nariz, Pinocho? ‚ÄĒ le pregunt√≥ de manera sarc√°stica.

‚ÄĒNo lo s√© ‚ÄĒ respondi√≥ Pinocho asustado.

EL padre volvió a preguntar qué le había sucedido a la caja. Pinocho dijo nuevamente que había sido el gato, provocando que su nariz volviera a crecer.

‚ÄĒ¬ŅQu√© le pasa a mi nariz? ‚ÄĒ pregunt√≥ asustado.

Mentir no es bueno ‚ÄĒ le dijo su padre ‚ÄĒ ahora dime lo que le sucedi√≥ a la caja.

Pinocho llorando le dijo ¬≠‚ÄĒ Fui yo, pap√°. Solo quiero que mi nariz vuelva a la normalidad, no voy a mentir nunca m√°s, he aprendido mi lecci√≥n.

En el momento que Pinocho confes√≥, su nariz volvi√≥ a su tama√Īo normal. Desde ese momento Pinocho aprendi√≥ que tiene m√°s valor decir la verdad y asumir la responsabilidad por nuestros errores. Su padre lo abraz√≥ y Pinocho le prometi√≥ que nunca m√°s dir√≠a una mentira de nuevo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.