LA MUJERCITA QUE CONTABA LOS ESTORNUDOS

[responsivevoice_button voice="Spanish Female" buttontext="Leer audiocuento"]

Gianni Rodari cuentos - El libro de la fantasia.

√Črase una vez, una mujercita que se pasaba todo el d√≠a contando los estornudos que hac√≠a la gente. Luego contaba los resultados a sus amigas y juntas hac√≠a muchos comentarios.

-El farmacéutico ha hecho siete -explicaba la mujercita. 

-¬ŅEs posible?

-Te lo juro: que se me caiga la nariz si no es verdad. Los ha hecho cinco minutos antes del mediodía. 

Charlaba, charlaban y al final sacaban la conclusi√≥n de que el farmac√©utico a√Īad√≠a agua al aceite de ricino.¬†

-El párroco ha hecho catorce -explicaba la mujercita, sofocada de emoción. 

-¬ŅNo te habr√°s equivocado?

-Qué se me caiga la nariz si ha hecho uno menos. 

-¡Qué barbaridad!. 

Charlaban, charlaban y al final sacaban la conclusión de que el párroco ponía demasiado aceite en la ensalada. 

Una vez, la mujercita y sus amigas se pusieron a espiar todas juntas -y eran m√°s de siete- bajo la ventana de don Delio. Pero don Delio no estornudaba por nada, ni siquiera estando resfriado.

-Ni siquiera un estornudo -dijo la mujercita-. Aquí hay gato encerrado. 

-Seguro -aprobaron sus amigas.

Don Delio las oy√≥, puso un buen pu√Īado de pimienta en el pulverizador de insecticida y, sin que lo vieran, dirigi√≥ el chorro sobre aquellas se√Īoras criticonas que estaban agachadas bajo la ventana.¬†

-¡Achís! -estornudó la mujercita. 

-¡Achís, Achís! -estornudaron sus amigas. Y venga a estornudar todas a la vez. 

-Yo he hecho más -dijo la mujercita. 

-Nosotras, m√°s que t√ļ -dijeron sus amigas.¬†

Se agarraron del pelo, se atizaron del derecho y del revés, se desgarraron los vestidos y cada una perdió un diente. 

Desde ese día, la mujercita no volvió a hablarse con sus amigas; se compró un bloc y un lápiz y se paseaba sola solita, y por cada estornudo que oía hacía una cruz en el bloc.

Cuando murió encontraron aquel bloc lleno de cruces, y la gente decía:

-Mirad, deben de ser las se√Īales de todas sus buenas acciones. ¬°Cuantas hay! Si ella no va al Para√≠so, no ir√° nadie.¬†

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.