Los doce hermanos

 

 

Había una vez un rey que vivía muy feliz con su reina y sus doce hijos, todos varones, un buen día el rey dijo a su esposa, si el hijo que has de tener ahora es niña, deberán morir los doce hijos mayores, para que la herencia de ella sea mayor. Así que el rey ordeno hacer doce ataúdes, y dispuso que lo guardasen en una habitación cerrada. La madre pasaba así los días triste y llorosa, Benjamín su hijo menor de manera insistente le pregunto qué le pasaba, ella no pude mentirle y le conto todo el plan de su padre, y le mostro los doce ataúdes. No llore madre la consoló el muchacho, que dijo veras que saldremos de este apuro.

Ella le dijo vete al bosque con tus doce hermanos y que se quede uno vigilando, mirando desde un árbol la torre del palacio. Si nace niño izare una bandera blanca, si es niña pondré una bandera roja y tendrán que huir, y que Dios los cuide.

Los bendijo y partieron al bosque, donde vigilaron el palacio, al pasar 11 días vieron que la bandera roja. Al oír esto los hermanos se enojaron. Que tengamos que morir por una niña, cuando encontremos una muchacha haremos correr su roja sangre. Se internaron más en el bosque y encontraron una casita encantada, allí viviremos dijeron, cazaban infinidad de presas y todo lo cocinaba Benjamín, así vivieron juntos por diez años.

Mientras en el palacio la niña se hizo hermosa y creció de buen corazón, un vio doce camisas en el palacio y le pregunto a su madre, a quien pertenecen y ella triste le respondió, eran de tus doce hermanos que tuvieron que huir cuando tu naciste, sabrá Dios donde estarán, ya hace mucho tiempo sin verlos. A lo que la niña dijo no te preocupes madre yo buscare a mis hermanos.

Internándose en el bosque busco todo el día, hasta que llego a una casita encantada, al entrar se encontró con un joven. Soy la hija del rey y busco a mis doce hermanos, mostrándole las doce camisas, el muchacho que era Benjamín reconoció a su hermana.

Ella feliz lo abrazo, y él también estaba feliz, le advirtió hermanita queda un obstáculo, mis hermanos han jurado matar a cualquier muchacha, moriré con gusto dijo la hermana, pero él le dijo no morirás, yo hablare con ellos, ocultándola debajo de un barreño. Al llegar sus hermanos le dijeron si sabía algo, él les dijo se mas que ustedes, pero me prometes que no mataras a la primera muchacha que veas, está bien no lo haremos. Bien nuestra hermana está aquí dijo Benjamín, todos se alegraron y la perdonaron. Vivieron juntos en armonía. En la casa había un jardín encantado con doce lirios los corto, pero cuando acabo de cortarlas sus hermanos se convirtieron en cuervos, triste y solo una anciana le dijo, la única manera de romper el encantamiento es que dures 7 años sin hablar ni reír. Así siguió sola en el bosque hasta que conoció un rey que se enamoró de ella y la llevo a su palacio aunque no hablaba, pero la madre del rey era mala, y acuso a la niña de perversidad, y el rey la condeno a muerte, cuando se efectuaba la ejecución se cumplían los siete años, y doce cuervos llegaron transformándose en humanos por el sacrificio de su hermana. La salvaron de la hoguera donde iba a arder. Liberada conto todo al rey que quedo convencido y vivieron felices hasta su muerte, la suegra fue condenada a muerte.

Los doce hermanos
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.