Rudolf el reno de la nariz roja

 

 

Hace muchos años en el polo norte vivía un reno, que era distinto a los demás renos, tenía una gran nariz roja, que era motivo para que las personas y los renos se burlasen de él; le decían Rodolfo el reno de la nariz roja, payaso…., todo el tiempo se reían de él.

Rodolfo siempre estaba solo, triste, deprimido, no entendía porque era distinto a los otros renos, sus padres y hermana trataban de animarlo.

—-Mira Rodolfo mi cuello es más largo que el tuyo—le decía su hermana.

— tu nariz es muy bonita, a mí me gusta— con amor le animaba su mamá.

Pero nada lograba animar al joven reno, entonces decidió deambular solo alejándose de los demás.

Desde la distancia el deprimido reno veía como los renos jóvenes como él, compartían con las chicas, que a él ni lo miraban y cuando lo hacían era para burlarse de su roja nariz.

En la víspera de noche buena, Santa Claus se encontraba preparando su viaje anual, en su trineo mágico tirado por renos voladores, para recorrer todos los hogares del mundo llevándoles sus obsequios a los niños que se portaron bien con sus padres y fueron obedientes.

Santa Claus nombraba por su nombre a cada uno de los renos y estos sonaban los cascabeles en señal de que están listos para partir.

–Trueno— din,din,din.

–Relámpago—din,din,din,

–Juguetón—dín, din. din..

—Cupido—din.din.din.

–Cometa—din din, din.

— Brioso— din, din,din.

—Bailarín— din, din,din.

Cuando ya todo parecía estár listo para partir, una espesa bruma cubre toda la tierra, los renos no pueden ver. Esto pone en riesgo la entrega de regalos a los niños.

Santa, preocupado intenta hacer volar a los renos, pero Tormenta y Relámpago no pueden ver y se niegan a volar, un alboroto se formó en el pueblo, las personas y los renos no saben qué hacer, les preocupan los niños que esperan sus juguetes.

Rodolfo oye el escandalo desde lejos, la curiosidad por saber que es todo ese ruido, ase que se acerque para saber qué pasa. Su hermana ve que una luz se acerca, se da cuenta que es su hermano, corre hacia él y le relata lo que acontece.— Tú puedes ayudar con tu nariz alumbraras el camino— el tímido reno no se había dado cuenta que de su nariz emanaba un gran luz.

Rodolfo se acerca a Santa y este emocionado mira como la nariz de Rodolfo alumbra muy bien , le pide que lo ayude, Rodolfo con alegría acepta, lo colocan al frente de todos guiando a los demás renos que contentos gritan en señal de aprobación.

Bien alumbrado el camino con la nariz roja de Rodolfo. recorrieron el mundo entregando los regalos. A su regreso todos en la aldea celebraban y felicitaban a Rodolfo que se convirtió en el reno más importante del polo norte, por fin entendió la razón de nacer con una nariz roja.

Rudolf el reno de la nariz roja
5 (100%) 1 vote[s]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.