El mago de Oz

Nuestra historia comienza en una granja de la ciudad de Kansas, con una niña llamada Dorothy que tenía una alegre mascota llamada Toto, y vivía con sus tíos Em y Henry, ellos nunca sonreían, su vida era rutinaria y gris, solo su alegre mascota Toto hacia alegraba la vida de Dorothy.

Un día en particular que Dorothy no estaba jugando con su perro, y el tío Henrry se encontraba recostado junto al marco de la puerta mirando al cielo con preocupación, más serio que de costumbre, la tía Em puliendo la loza, llegaba un viento desde el norte, que silbaba a través de las hierbas.

De pronto el tío Henry se levantó viene un tornado Em grito, la tía mirando el peligro que se avecinaba, les grito, vamos rápido al refugio, pero Toto salto de los brazos de Dorothy y se metió debajo de la cama, buscando al perro no le dio tiempo de refugiarse del terrible tornado, y fueron llevados junto con la casa por el viento furioso.

El viento se llevó la casa con bastante suavidad hacia una región de belleza singular Dorothy que se había quedado dormida se percató a momento de despertar, seres extraños se acercaron, la casa había caído sobre la bruja del oriente, solo dos zapatos plateados quedaron de ella, eran esclavos de la bruja malvada. Allí se encontró con una anciana la bruja del norte, era una bruja buena, estaba de visita mirando lo ocurrido. La niña expreso su deseo de regresar con sus tíos, pero la anciana le explico que no había camino, y le aconsejo ira a ciudad Esmeralda en el país de Oz donde el mago la podría ayudar. Emprendió su camino, a lo lejos miro un espantapájaros colgado para espantar las aves, se quedó observándolo y este le guiño el ojo, buenos días le dijo, me puedes bajar, ella lo ayudo contándole su dilema, el espantapájaros dijo, si voy a ciudad esmeralda el mago de Oz me dará un cerebro. Siguieron su viaje juntos. Llegaron a una cabaña donde la niña se quedó dormida agotada, de pronto al despertar escucho unos gemidos, al ubicar la vista vio un árbol con marcas de hacha y una figura de un hombre, en efecto era un hombre de hojalata que se quejaba de no poder moverse, busco aceite y le aceito las coyunturas y se puso a moverse, ella le conto su propósito, y el leñador dijo si voy a Oz el mago me dará un corazón, Dorothy tomo la aceitera y él se fue con ella, siguieron su camino y escucharon unos rugidos, de pronto fueron atacados por un león, pero Toto lo enfrento y el león le tuvo miedo, ella le hablo y el león decidió ir a Oz tal vez este le podría dar la valentía. Llegaron a ciudad esmeralda después de un largo camino, allí se entrevistó con el mago de Oz, quien le dijo si quieres regresar debes hacerme un favor matar a la bruja de Occidente. Fueron a buscar a la bruja, cuando la encontraron lucharon con valentía, hasta que Dorothy le arrojo un cubo de agua y la bruja se desvaneció por completo. Pero el mago no cumplió su promesa de enviarla a Kansas, solo tenía un globo que había preparado para huir, la niña se fue con él, pero cuando iba Toto se cayó del globo y ella salto tras él. En plena caída golpeo las zapatillas plateadas y de pronto despertó en Kansas y oyó gritar a sus tíos, todo había sido un sueño, un sueño que nunca olvidaría.

Rate this post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.