El libro de la selva

Había un niño abandonado en medio de la selva, una pantera que rondaba por el lugar vio este cachorro de hombre así le decía, y sintió pena por el por eso lo tomo y lo llevo a una cueva donde habitaba una loba con sus crías recientemente dada a luz, ella al verlo se enterneció y lo crio como si fuera uno de sus hijos, y le puso el nombre de Mowgli. En esa selva sin embargo existía un despiadado tigre que odiaba a los humanos, llamado Shere Khan, era un asesino de hombres, y al enterarse de la presencia de Mowgli sintió especial saña en su contra, así que salió en su buscada para comérselo, todos los animales de la selva entraron en una reunión para decidir el destino de Mowgli y determinaron que él estaba mejor con los humanos y que debía partir por su propia seguridad Baghera la pantera que lo consiguió, se ofreció para ser su guardiana en su camino de regreso con los humanos, sin decirle de primer momento a donde iban Baghera invita a Mowgli a dar un paseo por la selva, durante el camino le explico que la llevaba con los humanos por temor a Shere Khan, Mowgli no quería irse del lado de su mama loba, pero Baghera fue firme por su propio bien.

La mañana siguiente se pusieron en marcha por el camino y se encontraron con Baloo, un oso perezoso que vivía en la selva divirtiéndose. Con él tuvo horas de esparcimiento, Mowgli se lo estaba pasando en grande con Baloo y Baghera se marchó enfadada. Al dar unos pasos escucho al oso gritar, unos monos habían raptado a Mowgli y lo llevaban al antiguo palacio, donde vivía el rey de los simios, mientras Baloo se enfrentaba a los monos Baghera lo monto en su lomo y huyo hacia la selva, el cielo tenía en sus rasgos signos de tormenta.

Apenas estaban retomando el aliento cuando entro en escena Shere Khan y le arrebato el muchacho a la pantera, entre el barullo de la lucha Mowgli logro zafarse y tomo un rama con la que golpeo al poderosos tigre que no sentía nada, cuando de pronto un rayo cayó del cielo sobre la rama, y el muchacho hábilmente le amarro la rama en la cola al tigre, y este al sentirse con su cola ardiendo huyó despavorido de temor a gran velocidad por toda la selva.

Aliviado él y la pantera tomaron un segundo aire, celebraron su fortuna y siguieron su largo camino en búsqueda de la aldea del hombre. En el invierno y caminando por la selva Mowgli se sentía solo, y necesitaba la compañía de sus semejantes.

Así llegaron por fin a una aldea humana, donde Mowgli vio por primera vez a otro ser humano, una risueña niña que le regalo una sonrisa y con la cual se hizo muy amigo, el osos y la pantera supieron entonces que el niño ya no le pertenecía a la selva ni a ellos, sino tenía que formar parte de sus semejantes, en la aldea aprendió muchas cosas en compañía de gente amable, y sus amigos el oso y la pantera se dieron cuenta que Mowgli sería feliz viviendo con sus semejantes humanos, así que con nostalgia, comenzaron una sentida despedida dejando atrás a su querido amigo, el niño que aprendió el idioma de la selva ahora tendría el reto de aprender el idioma del hombre, y vivir en comunidad, así que la aldea resulto el hogar perfecto para el muchacho, que no olvidaría sus amigos.

Rate this post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.