La ardilla miedosa

MELANIC WATT

Ardilla miedosa no tiene amigos, prefiere estar sola en la madriguera de su árbol, para no correr el riesgo de toparse con alguien peligroso, a una ardilla la pueden morder.

Alguno de los individuos que pueden morder a Ardilla Miedosa:

Morsas, conejos, castores, pirañas, gotzila.

Por eso Ardilla Miedosa busca maneras de pasar el tiempo ella sola; lee, silva teje, hace manualidades, habla con ella misma, bosteza, cuenta.

Hasta que un día ve a alguien totalmente seguro e inofensivo.

Un pececito, el amigo perfecto según Ardilla Miedosa;

Personalidad burbujeante.

Silencioso.

Sin dientes.

Rechinando de limpio.

Libre de bacterias.

No hace muchas cosas, pero es cien por ciento seguro”.

Algunas de las cosas que Ardilla Miedosa necesita para conocer al amigo perfecto:

Limón, gafetes, guantes, peine, espejo, aromatizante, cepillo de diente, juguete de hule.

Cómo causar una primera impresión perfecta?

Preparar limonada fresca.

Asegurarse que el gafete sea visible.

Alisarse el pelo rebelde.

Cepillarse muy bien los dientes y practicar una sonrisa, cuidar el aliento a bellota y comida entre los dientes.

Usar guantes para esconder las patas sudorosas.

Usar esencia de pino para oler deliciosa.

Seguir el plan perfecto:

Paso 1: Aventar el juguete de hule para distraer a los mordedores.

Paso 2: Usar el espejo para revisar pelos y dientes.

Paso 3: Correr a la fuente.

Paso 4: Señalar el gafete y sonreír.

Paso 5: Ofrecer limonada.

Paso 6: Encontrar al amigo perfecto.

Pero supongamos que ardilla Miedosa se encuentra frente a frente con un posible mordedor.

Ella sabría perfectamente que hacer:

No mostrar miedo.

No enseñar los dedos.

No mirar a los ojos.

No hacer ruidos fuertes.

Y si nada funciona; “HACERSE EL MUERTO”.

Y es cuando Ardilla Miedosa se da cuenta que está viendo de frente a un perro. —Esto no era parte del plan—-.

El perro persigue a ardilla miedosa alrededor del arbusto, alrededor de la fuente y dan vueltas en círculos hasta que ardilla miedosa se hace la muerta; treinta minutos más tarde, una hora más tarde, dos horas más tarde.

Después de todo ese tiempo, ardilla Miedosa se da cuenta de que el perro no quiere morderla, solo quiere a un amigo.

Ardilla miedos señala el gafete y sonríe, entonces empieza a perseguir a su nuevo amigo, juegan a las escondidas, se hacen los muertos.

Ardilla Miedosa se olvida del pececito y por supuesto de las morsas, de los conejos de las pirañas y por supuesto de gotzila.

El tiempo vuela cuando te diviertes.

Mi amigo casi perfecto (según Ardilla Miedosa).

Patas llenas de lodo.

Olor a perro mojado.

Ladrido fuerte.

Baba escurriendo..

Diente filoso afuera.

Tiene bacterias.

83 por ciento seguros, pero mucha diversión.

P/D, en cuanto al olor a perro mojado ha quedado resuelto, (con la esencia de pino).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.