LA ALONDRA Y SUS HIJOS

[responsivevoice_button voice="Spanish Female" buttontext="Leer audiocuento"] Listen to ¬ęLA ALONDRA Y SUS HIJOS ūüź¶ Se escap√≥ de una muerte con un truco incre√≠ble. ¬°Descubre c√≥mo lo hizo!¬Ľ on Spreaker.

ūüź¶ Esta alondra de la f√°bula se escap√≥ de una muerte con un truco incre√≠ble. ¬°Descubre c√≥mo lo hizo!

Do√Īa Alondra ten√≠a su nido en un trigal. Una ma√Īana, antes de ir por la comida para sus hijuelos, les recomend√≥ que escuchasen atentos cuanto dijese el labrador y que, a su regreso, le refiriesen lo acontecido.

Cuando la madre volvió, le contaron que el labrador y su hijo había resuelto pedir ayuda a sus vecinos para las tareas de la siega.

La alondra se dijo: ¬ęDe momento no hay peligro y podemos continuar aqu√≠ sin temor alguno.¬Ľ

Al tercer día las alondras dijeron a su madre haber oído al labrador que él mismo iba a segar el campo.

-Ha llegado la hora de marcharnos de aquí -ordenó la prudente madre-, ya sabía que ni los vecinos ni los parientes del labrador le ayudarían pero, si él viene a segar el trigo, no nos queda otro remedio que mudarnos a otro campo.

Si necesitamos hacer algo,
hag√°moslo nosotros mismos.

Refr√°n

ūüź£ F√°bula La alondra y sus hijuelos: una historia que ense√Īa a los ni√Īos a escuchar, observar y actuar con prudencia. 5 Moralejas.

ūüĆą esta f√°bula nos ense√Īa muchas cosas sobre la vida, sobre c√≥mo resolver los problemas. Podemos aprender mucho de la alondra y de su ejemplo.

5 ūüéĀ regalos de la alondra: una f√°bula que nos muestra los beneficios de ser responsables, trabajadores, prudentes, adaptables y astutos.

  • ūüź¶ Debemos ser responsables y aut√≥nomos, y no depender de los dem√°s para hacer lo que nos corresponde. La alondra sab√≠a que ten√≠a que cuidar de sus hijos y buscar un lugar seguro para vivir, y no esper√≥ a que nadie le ayudara.
  • ūüĆĺ La segunda moraleja es que debemos valorar el trabajo propio y no confiar en los dem√°s para que hagan lo que nosotros queremos hacer. El labrador pens√≥ que sus vecinos y sus parientes le ayudar√≠an a segar el trigo, pero se equivoc√≥ y tuvo que hacerlo √©l solo.
  • ūüź£ La tercera moraleja es que debemos escuchar, observar y actuar con prudencia, y no dejarnos llevar por la imprudencia o la curiosidad. Los hijos de la alondra hicieron caso a su madre y le contaron lo que o√≠an al labrador, y as√≠ pudieron escapar del peligro.
  • ūüĆě La cuarta moraleja es que debemos adaptarnos a los cambios y no resistirnos a ellos. La alondra se dio cuenta de que el sol iba a quemar el trigo y decidi√≥ mudarse a otro campo, y as√≠ pudo sobrevivir.
  • ūüĆĽ La quinta moraleja es que debemos usar la inteligencia y la precauci√≥n para enfrentarnos a los peligros, y no confiarnos o arriesgarnos innecesariamente. La alondra ten√≠a un secreto que le permit√≠a saber cu√°ndo ten√≠a que huir, y no se qued√≥ en el campo hasta el √ļltimo momento.
  • ūüĆą esta f√°bula nos ense√Īa muchas cosas sobre la vida, sobre c√≥mo debemos comportarnos y sobre c√≥mo debemos resolver los problemas. Podemos aprender mucho de la alondra y de su ejemplo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.