EL EDIFICIO DE HELADO – Gianni Rodari

[responsivevoice_button voice="Spanish Female" buttontext="Leer audiocuento"]

CUENTOS POR TEL√ČFONO

OfertaTOP Ventas Amazon 1
El libro de Gianni Rodari: Versos, cuentos y vida
Rodari, Gianni (Author)
23,90 EUR −1,20 EUR
OfertaTOP Ventas Amazon 3

Una vez en Tur√≠n, construyeron un edificio de helado, en la mism√≠sima plaza Mayor, y los ni√Īos acudian de muy lejos para darle una chupadita.¬†

El techo era de nata; el humo de las chimeneas, de algod√≥n de az√ļcar; las chimeneas, de fruta confitada. El resto:¬† las puertas, las paredes y los muebles, todo era de helado.¬†

Un ni√Īo peque√Īito se hab√≠a cogido a una mesa y le lami√≥ las patas una a una, hasta que la mesa le cay√≥ encima con todos los platos; y los platos eran de helado de chocolate, el mejor.

En cierto momento, un policía municipal, se dio cuenta de que había una ventana derritiéndose. Los cristales eran de helado de fresa, y se deshacían en hilillos rosados. 

-¡Rápido! -gritó el policía- , ¡más rápido todavía!

Y venga todos a lamer más rápido, para que no se echara a perder ni una sola gota de aquella obra maestra. 

-¬°Un sill√≥n! -imploraba una viejecita que no lograba abrirse paso entre la muchedumbre-. ¬°Un sill√≥n para la pobre viejecita! ¬ŅQui√©n va a traerlomelo? Que sea con brazos, si es posible.¬†

Un generoso bombero corrió a llevarle un sillón de helado de limón, y la pobre viejecita empezó a lamerlo precisamente por los brazos. 

Aquél fue un gran día, y por orden de los médicos nadie tuvo dolor de barriga. 

Todav√≠a hoy, cuando los ni√Īos reclaman otro helado m√°s a sus pap√°s, √©stos dicen suspirando:

-¡Claro, hombre! Para ti sería necesaria una casa entera, como aquella de Turín.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.