El gato con botas

Érase una vez un molinero muy pobre que cuando murió solo dejo de herencia a sus hijos el molino donde trabajo toda su vida, un asno y un gato, dividió los bienes de la siguiente manera, el molino para el mayor, el asno para el del medio, y para el más pequeño le dejo el gato.

El más pequeño pensó que voy a hacer mis hermanos tienen la mejor parte se van a asociar y se harán ricos y yo solo tengo un pobre gato. Pero el gato escuchando las quejas del muchacho, le dijo, amo no te preocupes, es posible que yo te sea más útil de lo que tú piensas, el joven que no terminaba de creer en el gato, pregunto cómo me lo demostraras, a lo que el gato contesto, dame un saco y unas botas y ya verás de lo que soy capaz.

El amo joven no estaba seguro pero le dio un voto de confianza y le dio lo que le pidió, el gato entro en el bosque tupido, se llenó el saco de salvado y de trampas y se hizo el muerto, capturando así un conejo dentro del saco, una vez con esto se dirigió al palacio del rey. Buenos días o gran rey le traigo en nombre de mi amo el marqués de carabas un conejo de obsequio. Muchas gracias noble gato dijo el rey dale las gracias a tu amó de mi parte. Al día siguiente atrapo dos perdices y se las llevó al rey quien agradecido lo recompenso por el favor. Un día se enteró que el rey saldría su hija la princesa al rio y le dijo a su amo, ve al rio a bañarte en el lugar que yo te diga y has lo que te indique, yo hare el resto.

El amo paso junto a la carroza del rey sorprendido, y el gato de pronto empezó a gritar diciendo el marques se ahoga sálvenlo. Al verlo el rey dio la orden a sus guardias que lo salvaran el astuto gato aprovecho la ocasión para decirle al rey que unos ladrones de camino le robaron la ropa al marques mientras se bañaba. El rey agradecido por los favores recibidos por el marques le preparo el mejore atuendo que tenía y se lo envió con sus guardias. Con su nuevo atuendo el joven lucia esplendido y resalto su llamativo atractivo, lo cual no pasó desapercibido a los ojos de la princesa. De modo que el rey lo invito a subir a su carruaje para compartir con él un paseo. El gato los escolto en el paseo y a cada campesino que vio segando le dijo que si no decían que esas tierras eran del marques de carabas se les haría picadillo, los campesinos atemorizados le hicieron caso, cuando el rey pregunto a los cegadores ellos respondieron esas tierras eran del marques de carabas.

Las tierras eran de un ogro que tenía la habilidad de convertirse en cualquier animal deseado el gato lo sabía, así que hablando con el ogro lo reto a convertirse en algún animal, ante sus ojos se transformó en un enorme león, el gato le dijo y te puedes convertir en algo diminuto, asintiendo el ogro se convirtió en un pequeño ratón, el gato salto sobre él y se lo comió de un bocado. Felizmente el rey pensó que el marques era un buen partido para su hija, la princesa se enamoró de el joven amo y se casaron. Y el gato solo cazaba ratones de vez en cuando, si se sentía aburrido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.